Jornada internacional del ensayo clínico. 20 de Mayo. James Lindt y la queja de ALL TRIALS. El sesgo de comunicación.

El 20 de Mayo fue el día internacional de los ensayos clínicos. Fue un 20 de Mayo el día en que James Lind hizo el primer ensayo clínico documentado que sirvió para la erradicación del escorbuto. Desde entonces podemos atribuirle la responsabilidad de haber salvado muchas vidas y haber mejorado unas cuentas más. Su innovación fue la idea de sistematizar y procedimentar la investigación.

¿Quien era James Lind?. Era un escocés de Edimburgo. Nacía en una familia de comerciantes el 4 de Octubre de 1716. Termino sus estudios en el Real Colegio de cirujanos de Edimburgo. Acabó siendo médico de la armada inglesa en tiempos en los que los marineros se la jugaban más por el simple hecho de ser marinero que por los riesgos de las confrontaciones continuas contra franceses y españoles. Murió 1794 en Gosport.

Es un poco injusto que a James Lind se le conozca por solo por sus aciertos en la erradicación del escorbuto. De hecho no fue el primero en recomendar los cítricos para luchar contra el escorbuto. Hubo un cirujano militar, un tal Jonh Woodall que lo recomendó bastante antes pero no se hizo mucho caso de la recomendación. Tampoco es de extrañar, hasta James Lind, todas las recomendaciones se basaban mucho en la experiencia y en el olfato intuitivo de cada uno.

Con JL lo que se inventó fue el concepto de “sistematizar” la investigación. Se empezó a expresar cómo había que hacer las cosas para realmente saber. Lindt lo redactó a sí "... todos tenían las encías podridas, manchas en la piel, lasitud y debilidad de las rodillas y tuvieron la misma dieta: gachas endulza das con azúcar, caldo de cordero, budines, galleta cocida con azúcar, cebada, arroz, pasas, sagú y vino. Dos de estos enfermos recibieron diariamente, de forma extra, un cuarto de galón de sidra tres veces al día, otros dos tomaban 2 cucharadas de vinagre tres veces al día. Dos de los más graves recibían media pinta de agua de mar. Otros 2 recibían 2 naranjas y un limón por día. Dos más recibían 25 gotas tres veces al día de elixir de vitriolo. Los dos enfermos restantes tomaban semilla de nuez moscada tres veces al día y una mezcla de ajo, semilla de mostaza, bálsamo del Perú y resina de mirra…”. Solo mejoraron los que tomaron naranjas y limón.

Los aniversarios se suelen aprovechar parar recordar y para reivindicar. Los enfoques teóricos de lo que es buena investigación se saben. Las amenazas vienen de los sesgos y este año quizás la reivindicación mas sonora sea la crítica al sesgo de publicación. Básicamente lo que quieren expresar es que malos resultados no es mala ciencia. Malos resultados es buena ciencia... pero si se expresan y se comparten.

Os dejamos aquí el vínculo de la página web que está haciendo un esfuerzo importante en este sentido. All trials registered / All results reported. . La acción comunicativa de esta página web cuenta con un paciente que colaboró en un ensayo clínico del que jamás se supieron lo resultados.

Para la Industria básicamente competir se está volviendo en alguna forma de saber que te de ventaja sobre el resto. Sin considerar en ningún momento comportamientos dolosos no existen en el mercado los incentivos necesarios para que la industria comparta información sobre sus investigaciónes. Los incentivos están claros. Os dejamos un ejemplo en el que una revista cede a las demandas de la industrria y no publica un artículo. (Está en inglés)

Estamos ya a 30 de Mayo. No pudimos sacar la newsletter el 20 de Mayo. Pero aunque lleguemos tarde nos parece una celebración que no nos queríamos saltar. Nos afecta demasiado para ignorarla. Cuando leas un ensayo clínico, una revista científica, o cualquier investigación recuerda un momento a este pionero. A tu amigo JAMES. Y recuerda también que en la publicación científica se publican el doble de ensayos positivos que negativos.

Sección: